"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

miércoles, 29 de mayo de 2019

LOGRA UN EQUILIBRIO CON PRANAYAMA por A.G. Mohan & Dr. Ganesh Mohan

Esto es acerca del papel vital que desempeña la respiración para mantener y restaurar nuestro estado de bienestar y equilibrio ecológico interno o Svastha . En los textos antiguos, la respiración recibió un estatus especial porque se entendió como el vínculo entre el cuerpo, la mente y el mundo externo. De hecho, sabemos por la medicina occidental moderna que la respiración es el punto de encuentro entre los sistemas nervioso autónomo y voluntario. Por lo tanto, la mayoría de las personas pueden contener la respiración a voluntad, por ejemplo, para sumergirse en una piscina. Este control consciente y voluntario es una característica del sistema nervioso voluntario. Pero si alguien mantiene la respiración demasiado tiempo, en ese punto, el sistema nervioso autónomo se reafirmará e iniciará la respiración automáticamente.



En contraste, la mayoría de nosotros no podemos detener nuestros latidos del corazón a voluntad, porque eso está bajo el control del sistema nervioso autónomo. Así, lo consciente y lo voluntario se encuentra con lo inconsciente e involuntario en cada respiración. Los antiguos videntes yóguicos fueron los primeros en descubrir y explorar esta característica tan importante de la respiración, y transmitieron sus descubrimientos a través de los Vedas, varios Upanishads y, por supuesto, los Yogasutras.

Nuestro estado mental también afecta nuestra respiración, y lo podemos atestiguar con nuestra propia experiencia. El miedo o la tensión nos hacen respirar más rápido, mientras que una mente tranquila se asocia con una respiración lenta y relajada. Dado que nuestra respiración se altera con las fluctuaciones de nuestra mente, es posible utilizar este enlace y regular la respiración para cambiar nuestro estado de ánimo.

Los Vedas declaran que la vida existe en este mundo debido al equilibrio de calor y frío provocado por el aire. Ayurveda dice que el sol (calor) y la luna (frío) sostienen el mundo, con el aire actuando como enlace. Los textos de yoga representan figurativamente estas mismas fuerzas por los tres nadis más importantes de la fisiología humana sutil, llamados ida, pingala y sushumna. Ida representa la luna (Kapha o frío), pingala representa el sol (Pitta o calor) y sushumna representa el aire (Vata). Svastha entonces, es el estado de equilibrio entre estas tres fuerzas, no obstante como se las denomine.

La fuerte similitud entre estos diferentes puntos de vista es bastante sorprendente. Pero esta similitud no es casual. Esto es así porque cada sistema creado por los antiguos videntes védicos representa lo mismo: las leyes naturales y universales que rigen tanto el macrocosmos como el microcosmos, pero que utilizan términos diferentes. Al igual que el calor y el frío se equilibran con el aire en el mundo físico, Vata equilibra a Pitta y Kapha en el mundo de un cuerpo humano. Por lo tanto, los textos ayurvédicos fundamentales dicen que Vata es móvil y equilibra a Pitta y Kapha. De ahí, la importancia de respirar adecuadamente en la salud de una persona. De hecho, dado que el equilibrio entre el calor y el frío en un sistema físico o fisiológico es mantenido por el aire, Vata es generalmente considerado como el factor más importante tanto en el Ayurveda como en el Yoga.

Es interesante observar que, por sí mismo, el aire no tiene la característica de "caliente" o "frío". Cuando el aire se asocia con el calor, se convierte en aire caliente, y cuando se asocia con el frío, se convierte en aire frío. Por lo tanto, el aire, aunque no es ni 'caliente' ni 'frío' en sí mismo, puede provocar un cambio de temperatura. En el cuerpo humano, Vata (o respiración) puede desempeñar un papel similar y provocar cambios en el calor y el frío de nuestro cuerpo. De hecho, en la práctica de Pranayama, utilizamos esta característica de Vata para nuestro beneficio. El equilibrio entre calor y frío en un cuerpo humano es vital para su correcto funcionamiento. Tenga en cuenta que la disminución del calor se denomina "frío" y que el término frío es relativo porque se refiere a una reducción del calor y no a ningún valor absoluto.

El cuerpo humano necesita mantener diferentes temperaturas en diferentes partes, tanto internas como externas. Esto puede compararse con las diferentes zonas de temperatura de la tierra, de tropical hasta templado y ártico, todo lo cual debe estar en equilibrio para una ecología mundial saludable. Del mismo modo, en el cuerpo humano, estas zonas de temperatura deben mantenerse para la salud y para permitir el funcionamiento normal del cuerpo. Como puedes ver, Vata juega un papel importante en todo esto. Por lo tanto, la pregunta es: ¿Podemos usar este mismo vata, de manera inteligente y para nuestro propio beneficio, para equilibrar el calor (Pitta) y el frío (Kapha) en nuestros cuerpos?

De hecho, este objetivo puede lograrse mediante la práctica correcta del pranayama.



Fuente: Svastha Yoga & Ayurveda
Traducciòn al español: Ishvara Puri Das

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...