"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

sábado, 25 de mayo de 2019

LA MEDITACIÓN EN EL YOGA Y EL AYURVEDA por Pandit Vamadeva Shastri

La meditación es la práctica clave del yoga tradicional y el factor principal detrás de un auténtico estilo de vida ayurvédico.

La meditación llega a la raíz de nuestra conciencia y prana, nos conecta con nuestro Ser superior y nos alinea con las fuerzas de sanación y transformación del universo mayor Auto-consciente. Si no meditamos diariamente, perdemos nuestra capacidad de relacionarnos con toda la vida o con nuestra verdadera naturaleza.

 arte: Manivelu

Meditación en los Yoga Sutras

Yoga en los Yoga Sutras se define como el dominio o el silenciamiento (nirodha) de la mente (chitta), que nos permite regresar a nuestra verdadera naturaleza como el Vidente o Purusha más allá de la mente. Esta es también una definición de Samadhi o conciencia de unidad que es el objetivo del Yoga. En otras palabras, el yoga tiene que ver con la meditación profunda, ante todo.

Los tres aspectos internos de los conocidos ocho miembros del yoga son dharana, dhyana y samadhi, o concentración, meditación y absorción. Estos tres juntos forman samyama o profunda conciencia yóguica que es la base de los poderes e ideas de la práctica del yoga tal como se define en el tercer capítulo del texto, Vibhuti Pada. Mientras que los Yoga Sutras solo contienen dos Sutras relacionados con la asana, más de la mitad de los Sutras están relacionados con estos factores internos de la meditación, samadhi y samyama, que son la base de la Auto-realización yóguica.

La meditación yóguica se basa principalmente en tomar la actitud del testigo (Sakshi-bhava), lo que significa alinear nuestra conciencia con nuestro Ser y Vidente internos. Aprendemos a presenciar los movimientos del cuerpo, los sentidos y la mente desde un lugar de conciencia silenciosa y luz interior. Esto otorga desapego y discernimiento que elimina los patrones kármicos negativos. Lo que sea que veamos desde el punto de vista de una conciencia superior, nos liberamos y podemos sanar a un nivel profundo. Ser testigo de las emociones las transforma, por ejemplo.

Más allá de la mente para la autoconciencia

La meditación de hoy a menudo está vinculada con la idea de atención plena, que puede sugerir una actividad mental. Sin embargo, la meditación yóguica enfatiza la conciencia de la mente, que requiere cultivar una inteligencia y una conciencia más allá de la mente y los sentidos ordinarios, extendiéndose en última instancia más allá del tiempo y el espacio. Gran parte de lo que llamamos mente es, de hecho, inconsciente o subconsciente, no verdaderamente consciente, pero condicionado a menudo de manera negativa. Esto incluye la mayoría de nuestros recuerdos y emociones. Ese aspecto inferior de la mente debe ser transformado por una conciencia superior.

La meditación yóguica en este sentido es una búsqueda interna de nuestro Ser inmortal interno (Atman o Purusha), e implica un proceso sistemático de introspección, auto-examen y auto-indagación, que se convierte en la base del Jnana Yoga o el Yoga del conocimiento, como se define en vedanta. Sin embargo, las formas devocionales de la meditación yóguica también son igual de importantes, enfatizando la entrega a lo Divino interno (Ishvara Pranidhana), incluso a través de varias formas de deidades como en el Bhakti Yoga, el Yoga de la Devoción.

Meditación Mantra

Central para el yoga y el ayurveda es el uso de mantras. En los Yoga Sutras, se dice que el mantra OM (Pranava) es el indicador de Ishvara o lo Divino como el maestro original o Adi Guru del Yoga. OM como sonido primordial se conecta con toda la tradición del mantra védico, comenzando con bija mantras de sílabas y extendiéndose a las oraciones o suktas mántricas de los rishis védicos, como el famoso mantra Gayatri a la Deidad Savita como el poder solar de la iluminación.

Hay varios métodos en yoga, ayurveda y astrología védica para elegir mantras en relación con las necesidades individuales de doshas, ​​gunas y karmas, así como mantras especiales en diferentes tradiciones de yoga enseñadas por diferentes gurús para sadhanas particulares. No hay una talla única para todos los mantras, pero al igual que un diagnóstico de la constitución de la persona, es necesario un examen para determinar los mantras apropiados para el individuo. Encontramos tales tradiciones de meditación mantra en muchos grupos de Yoga y Ayurveda en toda la India y ahora también en Occidente.

El Ayurveda como el Yoga surge de la tradición Rishi de los Vedas, que incluye a grandes yoguis como Vasishta, Vamadeva, Yajnavalkya y Agastya. Si bien Sri Krishna es la forma de avatar de Vishnu para el Yoga, el Señor Dhanvantari es el de Ayurveda. Lord Shiva es el Señor del Yoga a nivel de deidad y también es el médico ideal en el Rigveda más antiguo. La diosa (Deva) en todas sus formas es Yoga Shakti o el poder del Yoga, que es principalmente la energía de la meditación. Tales conexiones de deidad pueden ser muy útiles para nuestras prácticas de meditación. 

Ayurveda mantra y terapia de meditación

Ayurveda emplea el yoga en sus ocho aspectos como parte de su terapia Sattvavajaya, la segunda de sus tres terapias principales junto con el equilibrio de los doshas y la rectificación de nuestros karmas. Sattvavajaya apunta a aumentar sattva guna, la calidad; de equilibrio, en nuestras mentes. En Ayurveda rajas y tamas, las cualidades de agitación e inercia, son consideradas como los doshas o factores de la enfermedad en el nivel de la mente. El aumento de sattva a través de las prácticas de yoga es el factor principal en la psicología ayurvédica y el tratamiento de la mente, para la cual la meditación es una terapia primaria. De hecho, la mente silenciosa y meditativa tiene naturalmente el poder de curarse a sí misma. Mantra nos permite crear sattva en la mente.

Para acercarnos con éxito a la meditación también debemos esforzarnos por llevar una vida meditativa. Esto se puede definir de acuerdo con los Yamas y Niyamas del pensamiento yóguico como alineados con un estilo de vida ayurvédico según nuestra constitución ayurvédica y etapa de la vida.

La dieta correcta, el ejercicio correcto, el pranayama, el uso correcto de los sentidos y el seguimiento de valores superiores en nuestro comportamiento, son esenciales para crear la base en nuestra vida cotidiana para que la meditación sea verdaderamente eficaz. Esa vida dhármica, que honra a todas las vidas como sagradas, se convierte en la medicina conductual correcta para ayudarnos a dominar y trascender la mente y sus perturbaciones, mientras que la meditación es su práctica principal.


Asegúrate de meditar, preferiblemente temprano en la mañana e inmediatamente antes de dormir para mantener la energía de la meditación y la conciencia de nuestro verdadero Ser como la base de toda nuestra vida.


Fuente: American Institute of Vedic Studies 
Traducciòn: Ishvara Puri Das

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...