"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

domingo, 3 de marzo de 2019

YOGA: UN ESTILO DE VIDA por Swami Niranjanananda Saraswati

Mientras que la comprensión del yoga ha sufrido cambios, la tradición del yoga en sí misma no ha cambiado. Hoy seguimos haciendo las mismas prácticas que Patanjali, sin ninguna modificación. Seguimos haciendo las mismas prácticas de hatha yoga de las que hablan los sabios Gorakhnath, Matsyendranath, Swatmarama y la literatura, tal como se practicaron hace miles de años. El único cambio que se ha producido es nuestra forma de vivir, nuestra forma de conocer y percibir las cosas.

Si los practicantes de yoga de hace miles de años solían vivir en chozas de barro, hoy el practicante de yoga vive en una casa o apartamento en Manhattan, Sydney, Londres, Roma o Moscú.

El yoga no cambió, la tradición es la misma; sólo la forma de entenderlo ha cambiado. Lo que en el pasado se conocía subjetivamente a través de la experiencia, podemos saberlo hoy a través de medios científicos. Si una persona que estaba enferma, practicó una asana, se sintió mejor y descubrió que eventualmente la enfermedad desapareció, fue una experiencia subjetiva y la persona dijo: "Para esta enfermedad, esta asana es beneficiosa". Si hace lo mismo hoy, el resultado será el mismo, ya que la condición del cuerpo humano es la misma y la asana es la misma. Sin embargo, hoy también podemos verificar los resultados utilizando una metodología científica, por lo que nuestra apreciación cambió.



Niveles de conocimiento del yoga

Hay diferentes niveles de conocimiento del yoga. El primero es del practicante común del yoga que aprende de cualquier maestro de yoga, en cualquier centro, escuela o ashram, regresa a casa y está satisfecho con la práctica de yoga para relajar y tonificar el cuerpo.

El segundo nivel implica el desarrollo de cierta afinidad con el yoga, alguien que busca profundizar más en las prácticas, por lo que se le conoce como un principiante o un sadhaka. Si te atrae el kundalini yoga, puedes decidir probar todas las prácticas para despertar tu kundalini, ir a un ashram y desarrollar alguna forma de afinidad con el yoga. O puedes tomar un libro, ir a una granja o comunidad y hacer sus prácticas allí, en retiro, en aislamiento. Ese es el sadhaka practicante del yoga.

El tercer nivel del yoga es la experimentación. Experimentas con los cambios que sientes y experimentas a través del yoga. Cuando practicas yoga, te relajas, te sientes mejor, experimentas más optimismo o pesimismo, o más conciencia, o más depresión, o más ansiedad. Estas son las experiencias que pueden guiarnos en el proceso de investigación del yoga. O lo investigas subjetivamente, solo o en grupo, o lo investigas en un laboratorio con instrumentos, con personas conocedoras en cuya experiencia puedes confiar. De esta manera, otro paso es experimentar con el cambio y tratar de comprender el cambio que se produce al realizar una práctica.

Otro nivel más allá de eso es adentrarse en una tradición y ver la relevancia del yoga desde el principio hasta el presente, y verse a sí mismo como parte de esa corriente de pensamiento.

Ha habido muchos profesores de yoga de este tipo. B.K.S. Iyengar no es un sannyasin, sin embargo, toda su vida está dedicada a la propagación del yoga. El Dr. Nagendra de Vivekananda Kendra no es un sannyasin, pero toda su vida está dedicada al yoga. Estoy hablando aquí de las tradiciones yóguicas, no de las tradiciones sannyasa. Desikacharya, T. Krishnamacharya e Iyengar representan una tradición de yoga. Las personas como Swami Abhedananda y Swami Vivekananda representan otra tradición del yoga. La tradición de Babaji, Sri Yukteshwara, Lahiri Mahashaya y Paramahamsa Yogananda es otra tradición del yoga. Existe la tradición que emana de Swami Sivananda a través de Swami Satchidananda, Swami Vishnudevananda, Swami Satyananda, Swami Venkateshananda, Swami Chidananda y otros del linaje Sivananda. Hay muchas tradiciones de yoga y muchas personas han hecho de tales tradiciones o caminos una parte de su estilo de vida, profesión y expresión en la vida; y luego ha habido algunos que han convertido el yoga en una sadhana.

El yoga como sadhana

Hay muchas personas que viven solas y practican yoga, que muestran todo el proceso, que son exponentes del yoga. El yoga no es solo la práctica de las técnicas de asana, pranayama, kriya y kundalini, hatha yoga y shatkarma; también es adoptar un estilo de vida, mejorar la calidad de vida, como se indica en los yamas y niyamas.

¿Qué son los yamas y niyamas? Son la conciencia y la adhesión a ciertas cualidades e ideas que pueden elevar la mente humana, las emociones, el carácter, la psique y la personalidad. Te conviertes y eres reconocido como una buena persona. Si desarrollas la calidad de ahimsa, la no violencia, emanarás compasión. Si desarrollas la calidad de satya, la veracidad, emanarás el amor. Si adoptas la cualidad de aparigraha, no posesividad, expresarás simplicidad e inocencia. Cada yama y cada niyama destacarán una cualidad de la personalidad humana. Cuando esa cualidad se resalta, se convierte en parte de tu expresión, comprensión, acciones, comportamiento, actitud y vida. Por lo tanto, el yoga no es sólo un conjunto de técnicas; también es un estilo de vida, conocido como el estilo de vida yóguico.

Más allá de ser un estilo de vida, el yoga es también una filosofía de vida que le da fuerza a tu carácter mental; una esperanza a la que aferrarse y una motivación para experimentar algo mejor de lo que has experimentado hasta ahora. De esta manera, se convierte también en una filosofía. Por lo tanto, el yoga es una técnica, una forma de vida y una filosofía. La corriente subyacente de estos tres aspectos del yoga es el esfuerzo personal que uno pone en el sadhana. La sadhana es una voluntad de actuar.

¿Qué es la acción? Cuando practicas una asana, es una acción. Cuando te levantas por la mañana, es una acción. Cuando meditas, es una acción. Cuando estás en silencio, es una acción. Cuando estás comprometido en cualquier actividad, estás en acción. La pasividad también es acción. Esto es lo que dice el Bhagavad Gita. Krishna le dice a Arjuna que la acción y la inacción son dos caras de la misma moneda. No hay tal cosa como la inacción. Cuando estás sentado en silencio, estás haciendo un esfuerzo por sentarte en silencio. Cuando disfrutas de la naturaleza y la belleza, tus percepciones aprecian activamente la belleza. No puedes decir que no estás haciendo nada; tus sentidos y tu mente están involucrados. Incluso cuando estás en un estado de depresión, sigues activo: tus pensamientos están activos, estás consciente del proceso que está ocurriendo en la mente. Incluso cuando duermes es karma; es una acción que está siendo realizada por el cuerpo, por tí como persona. No hay inactividad. Por lo tanto, si piensas en el karma como actividad e inactividad, entonces no hay tal cosa como inactividad; la vida no es más que un karma continuo. El hilo subyacente, la conexión, es el sadhana, la motivación para actuar.

Claridad de la mente

Si uno sigue la sadhana del yoga, hay grandes posibilidades, siempre y cuando no mida todo en términos de dinero y poder. Parece que hoy, debido al entorno, todos piensan en términos de dinero y poder. El yoga no es anti-dinero y poder; El yoga es pro-tú. No está en contra del materialismo, ¿por qué renunciar al materialismo? Se puede decir que dispersa la mente, pero ¿quién permite que la mente se disperse? Si la mente se dispersa, significa que no hay claridad mental. Si hay claridad mental, la mente no será dispersada. Si sabes a dónde tienes que ir, entonces no importa cuántas paradas hagas en el camino, en cada parada sabrás que todavía tienes que ir más allá.

Tienes que establecer una meta. Tienes que viajar desde esta ciudad a esa ciudad. Miraste el mapa, sabes cuáles son buenos lugares para detenerte, pero finalmente tienes que llegar a la ciudad de destino. Por lo tanto, no importa dónde te detenga, todavía desearás seguir avanzando. Lo haces como cuando hay claridad en tu vida. Si hay claridad, ¿cómo puede incluso el materialismo distraer a alguien? Para obtener esa claridad, la sadhana es imprescindible.


- Texto: Swami Niranjanananda 
- Fuente: revista "Atmabhava"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...