"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

miércoles, 16 de enero de 2019

FLUJO LIBRE por Srivatsa Ramaswami

Me gustaría tratar brevemente el beneficio del yoga en la respiración celular, el aspecto más esencial de la circulación libre de la sangre y la difusión de Prana (Rakta sanchara y Prana sanchara). Comúnmente se sabe que la sangre oxigenada de los pulmones llega al corazón, y éste a su vez bombea con presión la sangre rica en oxígeno hacia el sistema circulatorio de los vasos sanguíneos (Rakta naala) a través de las arterias (dhamani). Las arterias se ramifican en vasos más pequeños llamados arteriolas y luego se ramifican en los capilares pequeños, una red de capilares (tantuki) llamados lechos capilares, que rodean las células. La transmisión de la sangre tiene lugar a través de estas arterias y arteriolas, pero la entrega real tiene lugar cuando la sangre llega a la red capilar. Casi todas las células se suministran con estos capilares. En estos lechos, el intercambio real de alimentos y de oxígeno ocurre en la porción anterior del tubo capilar. Después los productos de desecho de la sangre penetran en los capilares, de manera que la sangre y su calidad cambia, de oxigenada y rica en nutrientes a dióxido de carbono y llena de productos de desecho. En la parte posterior de los capilares, la sangre entra en pequeñas vénulas, que más tarde desemboca en las venas y luego en la vena cava, para finalmente llegar al corazón para el reprocesamiento. Los intercambios en el lecho capilar son como el cartero que entrega el correo que llega y se lleva el correo que el cliente envía, para volver al día siguiente para volver a realizar el mismo trabajo una y otra vez.

 animaciòn de un lecho capilar

Cuando la sangre es bombeada fuera del corazón y atraviesa los vasos sanguíneos, (Rakta naala) y llegan a las arteriolas no necesariamente entran en los lechos capilares. Los capilares tienen esfínteres que actúan como válvulas. De hecho la sangre entra en los tubos capilares solamente en ciertos lechos cada vez. Cuando se cierran los esfínteres, la sangre es desviada o puentea el lecho capilar para atravesar las arteriolas y llegar hasta las vénulas. Normalmente los esfínteres se abren cuando se estiran los músculos alrededor del lecho capilar. Por lo que en una persona sedentaria muchas áreas del cuerpo no consiguen la circulación sanguínea y la respiración celular a través de los capilares. Cuando se es una persona activa, se utilizan algunos músculos y se facilita el flujo sanguíneo en algunas áreas donde los músculos y los vasos son estirados. Así que la gente que trabaja tiene mejor circulación que una persona sedentaria. Si nos ejercitamos se abrirán más esfínteres y habrá una mayor y completa circulación y respiración celular. Sin embargo, los ejercicios màs populares son los aeróbicos, donde un cierto tipo de movimiento es repetitivo, como correr, remar o nadar, en el que se ejercitan ciertos músculos del cuerpo que facilitan la buena circulación en esas áreas específicas. Por supuesto hay un incremento general de presión de la sangre que ayuda a abrir más lechos capilares, y mejora la circulación y la respiración celular. La siguiente imagen de búsqueda de google muestra el lecho capilar, uno con flujo libre a través del lecho y el otro donde la sangre es puenteada sin aportar beneficios a las células.


En el sistema de Yoga Vinyasa Krama, casi todos los músculos y grupos musculares pueden ser alcanzados y así abrir más lechos capilares. Decenas de asanas y cientos de vinyasas ayudan a alcanzar casi todos los músculos esqueléticos y tejidos del cuerpo. El estiramiento de los diferentes grupos musculares ayuda a abrir más tubos capilares y así la circulación y la respiración son más completas. De hecho en una práctica de 30 minutos de vinyasas lentos con la respiración sincronizada adecuada, se puede hacer más de 100 vinyasas, alcanzando la mayoría de las partes del cuerpo, incluyendo áreas de difícil acceso. Además los ejercicios torácicos como el Pranayama, Hasta Vinyasas, los ejercicios abdominales y pélvicos como los bandhas, kapalabhati, nauli, las inversiones como Sarvangasana y Shirshasana y otros son procedimientos únicos del yoga que ayudan a estirar muchos más tejidos y así mejorar la circulación y la respiración a casi todas las células en el cuerpo. Es por eso que el yoga, especialmente si se practica con el uso juicioso de vinyasas y la respiración consciente yóguica, se considera un Sarvanga sadhana o un yoga para todas las partes del cuerpo. El alcance de Yoga Vinyasa es amplio y profundo, y puede alcanzar potencialmente y hacer respirar a todas las células.


- Texto: artìculo original de Srivatsa Ramaswami
- Traducciòn: Ishvara Puri Das

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...