"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

jueves, 20 de diciembre de 2018

LAS ENSEÑANZAS ORIGINALES DEL YOGA: de PATANJALI hacia HIRANYAGARBHA

Mucha gente hoy ve a Patanjali, el compilador de los Yoga Sutras , como el padre o fundador del sistema mayor de Yoga. Si bien el trabajo de Patanjali es muy importante y merece un examen profundo, un estudio de la literatura antigua sobre el yoga revela que la tradición del yoga es mucho más antigua.

El fundador tradicional del Yoga Darshana o el 'Sistema de filosofía del Yoga ', que representan los Yoga Sutras de Patanjali, se suele decir que es Hiranyagarbha. En ninguna parte se dice que sea Patanjali. El Mahabharata (Shanti Parva 349.65), el gran texto antiguo en el que aparece el Bhagavad Gita de Sri Krishna, dice: "Se dice que Kapila, el maestro de Samkhya, es el Rishi supremo. Hiranyagarbha es el conocedor original del Yoga. No hay nadie más antiguo ”.

En otra parte del Mahabharata (Shanti Parva 342.95-96), Krishna afirma, identificándose con Hiranyagarbha: "Como mi forma, que lleva el conocimiento, eterno y morando en el Sol, los maestros de Samkhya, que han discernido lo que es importante, me llaman Kapila. Como el brillante Hiranyagarbha, quien es alabado en los versos de los Vedas , siempre adorado por el Yoga, también me recuerdan en el mundo". Otros textos de Yoga como el Brihad Yogi Yajnavalkya Smriti XII.5 también describen a Hiranyagarbha como el maestro original de Yoga, así como Kapila es el maestro original del sistema Samkhya. Lo mismo ocurre con los comentarios sobre los Yoga Sutras.

La vasta literatura de los Vedas, Mahabharata y Puranas habla de numerosos grandes yoguis, pero no le da importancia a Patanjali, que fue de un período posterior. Incluso la literatura de Yoga que es más tardía que Patanjali, como la del Shaivismo de Cachemira o el Hatha Yoga, no lo convierte en el centro de sus enseñanzas.

Esta literatura de yoga anterior a Patanjali puede llamarse mejor Hiranyagarbha Yoga Darshana, ya que se dice que comienza con Hiranyagarbha. De hecho, la mayor parte del Yoga enseñado en los Vedas, Upanishads, Gita, Mahabharata y Puranas , que es la principal literatura antigua del Yoga, se deriva de ello. Estos antiguos textos anteriores a Patanjali hablan de un Yoga Shastra o de las 'enseñanzas autorizadas sobre el Yoga' y de un Yoga Darshana o 'Filosofía del Yoga', pero con eso se refieren a la tradición más antigua que se remonta a Hiranyagarbha.

Patanjali en los Yoga Sutras solo se conoce como un compilador, no como un inventor de las enseñanzas de Yoga. Él mismo declara: “Así es la enseñanza del yoga” ( Yoga Sutras I.1). Esto es muy diferente a Krishna, el avatar del Yoga, que dice: "Le enseñé el Yoga original a Vivasvan" ( Bhagavad Gita IV.1).

Patanjali es considerado tradicionalmente como un devoto de Vishnu/Narayana, cuyo avatar humano principal es Krishna. Esto sugiere fuertemente que el mismo Patanjali era un devoto de Krishna. Los tradicionales cantos sánscritos a Patanjali lo elogian como una encarnación del Señor Shesha, la serpiente en la que reside el Señor Vishnu/Narayana.

Esta atribución de Shesha subordina a Patanjali y su darshana a Krishna/Vishnu. La profundidad, claridad y brevedad de la compilación de Patanjali es notable, pero es la marca de un resumen posterior, no un nuevo comienzo.

El Bhagavad Gita es el principal texto antiguo alabado como un Shastra de Yoga o "enseñanza de Yoga definitiva". Esto se puede llevar al Mahabharata como un todo, en el cual ocurre el Gita. Bhishma en el Mahabharata (Shanti Parva 300.57) también habla de una enseñanza de Yoga "establecida en muchos Shastras de Yoga". La sección de Anu Gita del Mahabharata (Ashvamedha Parva 19.15 ) tiene una sección interesante que comienza: "Así lo declararé, el supremo e inigualable Yoga Shastra".

Se dice que varios Upanishads como el Katha son Yoga Shastras, además de numerosos Yoga Upanishads que tampoco hacen hincapié en Patanjali. Los Puranas contienen secciones sobre Yoga que se dice son también de naturaleza autoritativa y no le dan importancia a Patanjali. Cuando tales textos enseñan yoga, a menudo lo hacen con citas de los Vedas más antiguos.

Esto significa que el Patanjali Yoga Darshana es un subconjunto posterior del anterior Hiranyagarbha Yoga Darshana. No es una enseñanza nueva ni original, ni tampoco fue concebida para valerse por sí misma. Los temas tratados en él, desde yamas y niyamas hasta dhyana y samadhi, ya se enseñan en detalle en la literatura más antigua. En el Mahabharata (Shanti Parva 316.7), el sabio Yajnavalkya habla de un "octavo yoga enseñado en los Vedas". El Shandilya Upanishad se refiere a un octavo o ashtanga Yoga, pero no menciona a Patanjali.

Si bien no ha sobrevivido ningún texto de Hiranyagarbha Yoga Sutras, se han mantenido algunas de sus enseñanzas. De hecho, la literatura sobre la tradición de Hiranyagarbha Yoga es mucho más grande que la de la tradición de Patanjali Yoga, que a su vez representa una rama de la misma. No podemos hablar de una tradición de Patanjali Yoga o de una literatura de Patanjali Yoga aparte de este antiguo conjunto de enseñanzas de Yoga arraigadas en la tradición Hiranyagarbha. La enseñanza de Patanjali Yoga ocurre en el contexto de un Yoga Darshana más amplio que incluye otras corrientes. Solo hay un Yoga Darshana que existió mucho antes de Patanjali y se enseñó de muchas maneras. Es el Yoga Darshana atribuido a Hiranyagarbha y los maestros védicos relacionados.


 arte: Seema Kolhi


Hiranyagarbha y el Yoga Védico

¿Quién era entonces Hiranyagarbha, una figura humana o una deidad? El nombre Hiranyagarbha, que significa "el embrión de oro", primero aparece prominentemente como una deidad védica, generalmente una forma del Dios Sol. Hay un Sukta especial o himno a Hiranyagarbha en el Rig Veda X.121, que comúnmente es cantado por los hindúes en la actualidad. El Mahabharata habla de Hiranyagarbha como el que es alabado en los versos védicos y enseñado en el Yoga Shastra (Shanti Parva 339.69). Como una forma del Dios del Sol, Hiranyagarbha puede relacionarse con otros Dioses del Sol como Savitri, a quien se dirige el famoso mantra Gayatri. Por lo tanto, la tradición de Hiranyagarbha Yoga es una tradición fuertemente védica. Podemos llamarla tradición del Yoga Védico Hiranyagarbha.

Krishna afirma en el Bhagavad Gita (IV.1-3) que enseñó el Yoga original a Vivasvan, otro nombre del Dios Sol, que sugiere Hiranyagarbha. Vivasvan enseñó este Yoga a Manu, el hombre original o el primer rey, convirtiendo el Yoga en el camino principal para toda la humanidad.

El Mahabharata (Shanti Parva 340.50) además identifica a Hiranyagarbha, como lo hacen otros textos, con Brahma o Prajapati, el creador entre la trinidad hindú, que entre otras cosas representa los Vedas y es la fuente de todo conocimiento superior. También identifica a Hiranyagarbha con Buddhi o Mahat, la mente superior o cósmica (Mahabharata 302.18), con la cual Brahma a menudo está conectada.

Se dice en los textos antiguos que el discípulo principal de Hiranyagarbha es el Rishi Vasishta, el principal de los videntes védicos (videntes del séptimo libro del Rig Veda), quien transmitió las enseñanzas de Yoga a Narada (Mahabharata Shanti Parva 308.45). Vasishta enseña el Yoga Darshana en el Mahabharata (Shanti Parva 306.26): "El Yoga Darshana ha sido declarado por mí de acuerdo con la verdad". También pasa su conocimiento a su hijo, Parashara, en cuya línea nació Veda Vyasa, quien compiló los Vedas y escribió el Mahabharata.

Vasishta se convierte en el principal maestro humano primitivo de otras disciplinas védicas como Advaita Vedanta (la tradición de Jnana Yoga o Yoga del Conocimiento), y de continuar las enseñanzas de Yoga de Shiva y Vishnu, así como la de Hiranyagarbha. Hay varios textos de Yoga muy importantes en la línea de Vasistha, incluyendo el Vasishta Samhita y el Yoga Vasishta , el último de los cuales a menudo se considera el mejor trabajo tanto del Yoga como del Vedanta.

La tradición original del yoga no es la tradición de Patanjali, sino la tradición de Hiranyagarbha. Sus enseñanzas se encuentran no solo en los Yoga Sutras, sino también en el Mahabharata, incluyendo el Bhagavad Gita, Moksha Dharma Parva y Anu Gita, cada uno de los cuales contiene enseñanzas extensas sobre el Yoga desde muchos aspectos. La tradición del yoga Hiranyagarbha es la principal tradición del yoga védico. La tradición del yoga Patanjali es una consecuencia de ella o una expresión posterior de la misma.

Samkhya, Yoga y Vedanta se presentan como aspectos de esta misma tradición en el Mahabharata. La astrología védica y el ayurveda son aspectos importantes de su aplicación externa. Si queremos volver a las verdaderas raíces del yoga y restaurar las enseñanzas originales del yoga, deberíamos regresar al Hiranyagarbha Yoga Darshana.


 arte: Vedic Cosmos

Distorsiones de los Yoga Sutras

Gran parte del yoga moderno se basa en una mala interpretación y una mala comprensiòn de los Yoga Sutras. El primer problema es que muchas personas intentan ver a los Yoga Sutras como un texto original que se sostiene en sí mismo, cuando solo es una compilación posterior que requiere examinar su trasfondo para darle sentido. Esto hace que separen el yoga de la tradición védica anterior que forma el contexto más amplio de las enseñanzas de Patanjali.

En segundo lugar, los Yoga Sutras, como un trabajo de sutra que consiste en aforismos cortos, pueden inclinarse fácilmente en diferentes direcciones de acuerdo con las inclinaciones del intérprete. Las enseñanzas del Hiranyagarbha Yoga Darshana, por otro lado, son más completas y pueden ser referenciadas para evitar tales distorsiones.

En tercer lugar, la tradición del Yoga Sutra se ha hecho sectaria, en particular oponiendo el Yoga y Samkhya al Vedanta. Esto no es solo algo de la era moderna, sino que ocurrió en los viejos debates entre estos sistemas filosóficos que se remontan a la Edad Media y antes. Sin embargo, el Shastra original de Hiranyagarbha Yoga se presenta en armonía con el Samkhya y Vedanta, tal como lo encontramos en el Mahabharata. La síntesis de estos tres sistemas es de hecho tan antigua como Krishna, si no más antigua.

Este Yoga integral más antiguo es el mismo tipo general de Yoga-Vedanta que enseñan los grandes gurús del Yoga moderno de la India, como Vivekananda, Yogananda, Aurobindo, Sivananda y sus muchos discípulos, y muchos otros, los mismos maestros que trajeron el Yoga al Oeste el último siglo. Han enseñado los Yoga Sutras, el Bhagavad Gita y los Upanishads juntos como parte de una misma tradición más amplia.

Entonces, ¿cómo nos acercamos a los Yoga Sutras? Es mejor hacerlo en el contexto de la antigua Yoga Darshana. Sólo hay un Yoga Darshana a través de todos los textos y la tradición. No existe Patanjali Yoga Darshana como una entidad en sí misma aparte de la antigua Hiranyagarbha Yoga Darshana. Si queremos entender el significado de los términos técnicos en los Yoga Sutras, deberíamos hacerlo recurriendo a la literatura más antigua, no inventando nuestros propios significados o tratando de hacer que estos términos sean exclusivos de los Yoga Sutras. Ya sean los yamas y niyamas, los diferentes tipos de samadhi o los diferentes aspectos de la práctica del yoga, todos estos términos a menudo se mencionan brevemente en los Sutras, pero se pueden encontrar explicados claramente y en detalle en la literatura más antigua.

Además, debemos observar los Yoga Sutras a la luz del Vedanta, no solo el Bhagavad Gita sino también los Upanishads. Mientras que Patanjali enfatiza el Purusha en lugar de Brahman (el Absoluto), debemos recordar que la tradición Hiranyagarbha le da a Brahman su lugar. También podemos buscar en Vedanta una descripción más amplia de Ishvara o Dios, que Patanjali no examina en detalle, pero que los textos de Vedanta examinan en gran detalle.

Esto significa que debemos desvincular el Yoga per se de Patanjali y restaurar su significado a un nivel más amplio. Debemos mirar el Yoga más allá de los Yoga Sutras, no solo la literatura antigua de Yoga antes de Patanjali, sino también la literatura de Yoga posterior, las diversas tradiciones Vaishnava, Shaivite, Shakta y Yoga Vedanta. Una vez que hagamos esto, podemos entender por qué diferentes sistemas filosóficos de la India han utilizado diferentes aspectos del yoga, incluidos aquellos que pueden no estar de acuerdo con Patanjali en ciertos asuntos filosóficos. El yoga como una tradición general es algo más que Patanjali, por muy grande que sea su compilación. La mayor parte de ese Yoga más amplio se puede encontrar en la formulación anterior de Hiranyagarbha, particularmente en el Mahabharata.

Además de ver a Patanjali bajo una nueva perspectiva, debemos trabajar para restaurar las enseñanzas del Hiranyagarbha Yoga Darshana. Muchos de estas pueden compilarse fácilmente del Mahabharata, Upanishads y otras enseñanzas védicas antiguas. A través de él podemos recuperar gradualmente el antiguo Yoga Védico en el que se basaba. De esta manera, podemos restaurar la herencia espiritual de los Rishis del Himalaya. Esta es una tarea importante para la próxima generación de aspirantes de yoga, si quieren realmente reclamar el origen y la profundidad de la enseñanza.



Texto: Pandit Vamadeva Shastri
Fuente: American Institute of Vedic Studies.
Traducido al español por Ishvara Puri Das.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...