"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

miércoles, 19 de diciembre de 2018

LA ESENCIA DE LOS YOGA SUTRAS por Pandit Vamadeva Shastri

Si miramos profundamente dentro podemos discernir que la esencia de nuestro ser es la luz de la conciencia, no las compulsiones de la mente o la biología del cuerpo. Esta es la luz del yoga.

El yoga en su forma de asana se ha extendido por todo el mundo de una manera notable. Si bien el interés en las prácticas de yoga más profundas también continúa creciendo constantemente, queda mucha confusión sobre la naturaleza real y el objetivo de la práctica de yoga. Muchas personas recurren a los Yoga Sutras de Patanjali como el texto principal para obtener orientación sobre el Yoga.

Sin embargo, los Yoga Sutras, aunque presentan lo que es esencialmente una ciencia de la conciencia, generalmente se reducen a consideraciones físicas, psicológicas y personales, en las que cualquier visión trascendente se pierde fácilmente.

Una lectura clara del texto nos muestra que los Yoga Sutras nos enseñan cómo movernos más allá del cuerpo y la mente hacia Purusha, el vidente o la conciencia pura que está por encima de todo lo que se puede ver o conocer. El objetivo del yoga no es simplemente desarrollar o sanar el cuerpo y la mente, aunque tienen su valor, sino alcanzar nuestra verdadera naturaleza que no está limitada por el cuerpo o la mente, el tiempo o el espacio.

Los Yoga Sutras definen el Yoga como la "negación (nirodha) de los vrittis,  de las actividades de la chitta" o mente en el sentido más amplio del término (YS I.2). Esta es una definición de Samadhi o el estado de conciencia unitaria. Cuando ocurre, “hay una presencia en la auto-naturaleza del vidente o Purusha” más allá de toda muerte y dolor (YS I.3). Tal es el fundamento del yoga tradicional.

Estas declaraciones nos conectan con el último sutra en los Yoga Sutras sobre Kaivalya o la realización final de Purusha, con los Yoga Sutras que terminan con "Chiti Shakti o el poder de la conciencia que reside en su propia naturaleza" (YS IV.34), con el Vidente y su poder de ver como uno. En otras palabras, el objetivo del Yoga es la Auto-realización, permanecer en una conciencia ilimitada más allá de todas las cualidades o gunas de la naturaleza (Prakriti).

Si este dominio de la mente no se logra, los Sutras declaran que nuestra conciencia “asume la forma de las actividades de la mente” y no reconoce al Vidente (YS I.4). Nos perdemos en nuestros pensamientos y nos atrapan en el mundo externo, incapaces de conectarnos con el Vidente o el poder de la conciencia interior.



Naturaleza de Chitta o Mente en los Yoga Sutras

Aquí debemos entender a qué se refiere chitta o mente. Chitta y sus funciones no son el verdadero Ser o Purusha, sino que constituyen su instrumento interno o antahkarana para obtener conocimiento del mundo exterior. Las funciones de chitta incluyen todos los aspectos de la memoria, la percepción correcta e incorrecta, la imaginación e incluso el sueño: la mente o la conciencia condicionada en todos los niveles.

Chitta, debemos notar, es parte de Prakriti o la naturaleza del mundo, refleja sus cualidades (gunas) y funciona de acuerdo con sus leyes y procesos. La mente o chitta es el aspecto más sutil de la naturaleza y su núcleo kármico persiste de una encarnación a otra. La mente no es conciencia y no tiene conciencia propia. Opera solo a través de la luz reflejada del Purusha. En otras palabras, la mente no es usted, su verdadero Ser o realidad, sino solo su instrumento mental que debe aprender a dominar desde el punto de vista de una conciencia superior o lo llevará a la ignorancia y al dolor.

Nirodha o negación de la mente

La clave para entender los Yoga Sutras es comprender lo que indica el término nirodha, que antes presenté como negación, aunque no tiene equivalente en el idioma inglés. Nirodha es un samadhi que nos lleva más allá de los movimientos de la mente, pero implica muchos factores para llegar a eso, incluyendo vairagya y viveka, desapego y discernimiento.

A veces, a Nirodha se le llama control de la mente, pero no es un control de la mente por parte de la mente sino de acuerdo con una conciencia superior más allá de la mente. Nirodha no inhibe el correcto funcionamiento de la mente. Simplemente elimina cualquier sentido de identificación del Ser con las actividades de la mente. Cuando ya no hay ninguna identificación con la mente, la mente funciona como un instrumento objetivo, lo que significa que podemos activar o desactivar nuestra mente según sea necesario, pero no estamos buscando la verdad o la felicidad a través de la mente. Las ideas de "Yo soy el cuerpo" o "Yo soy la mente" llegan a su fin. Nirodha no es simplemente un estado no funcional de la mente, que podemos experimentar en el sueño profundo y varios otros estados, pero la trascendencia de la mente.

En el estado nirodha se elimina la identificación entre Purusha y Prakriti o el vidente y lo visto. Esto es lo mismo que eliminar la confusión entre el Yo y el no-yo, lo eterno y transitorio, el ser y el no ser, la luz y la oscuridad, como proclaman los Upanishads. Esta liberación de nuestra naturaleza propia de cualquier externalidad es el núcleo de la enseñanza de los Yoga Sutras. Los otros puntos de vista, métodos, principios y prácticas del yoga son solo factores de apoyo para este conocimiento del yo superior.


La luz del yoga

Ciertamente podemos beneficiarnos de las prácticas de yoga de muchas maneras en relación con todos los aspectos de nuestras vidas, pero el verdadero objetivo del yoga es nuestro ser interior para el que nuestras vidas físicas no son más que un episodio o expresión en una realidad eterna mayor y una existencia ilimitada. Esto puede parecer al principio abstracto, metafísico e inalcanzable. Pero si miramos profundamente dentro podemos discernir que la esencia de nuestro ser es la luz de la conciencia, no las compulsiones de la mente o la biología del cuerpo. Esta es la luz del yoga.

Om Sri Yoga Purushaya Namah!


Fuente: American Institute of Vedic Studies.
Traducido al español por Ishvara Puri Das.
Imagen: Vedic Cosmos Books

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...