"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

jueves, 18 de agosto de 2016

ENTREVISTA a SRIVATSA RAMASWAMI


- Pregunta: Háblenos de su gurú T. Krishnamacharya y como le conoció…
- Ramaswami: Tengo un hermano con cierta discapacidad y a mi padre le habían recomendado un profesor de Yoga que venía de Mysore y estaba dando clase de Yoga en una universidad en Chennai (Madrás) .Mi padre le conoció y le invitó a venir a casa y enseñar Yoga a mi hermano. Poco a poco terminó dando clase a todos los miembros de mi familia. Esto se alargó durante cinco años en los que venía cinco días a la semana a casa a dar clase una hora y media.

Con el tiempo mi padre dejó las clases pero yo continué. Más tarde empecé a recibir clase en su casa y esto se alargó durante muchos, muchos años.


- Pregunta: ¿Cuál fue su primera impresión de él?
- Ramaswami: Me pareció un poco severo, pero cuando empezó a enseñar mi impresión cambió. Lo que más me atrajo fue cómo enseñaba respiración en las vinyasas, era muy claro en las instrucciones . Y también la cantidad y variedad de vinyasas que era capaz de enseñar. Desde la primera clase me di cuenta de que el Yoga era algo muy diferente a lo que practicábamos en India en aquel momento.

En una ocasión decidí probar con otros profesores, pero enseguida me di cuenta de que no había comparación posible. Creo que ahí empecé a ser consciente del valor de la dimensión de mi maestro.

- Pregunta: Usted menciona que Krishnamacharya recomendaba mantener cuatro asanas de forma regular durante largo tiempo.
- Ramaswami: En realidad en los comienzos recomendaba mantener diez posturas largo tiempo. Después yo recuerdo que insistía en mantener cuatro posturas largo tiempo de forma regular, para obtener mayores beneficios. Explicaba que cada postura tiene un tiempo de permanencia; algunas es conveniente mantenerlas por largo tiempo y otras se practican como posturas de transición. Cada asana tiene sus características y es importante respetarlas.

Cada día nos hacía practicar Maha mudra, Paschimottanasana, Sarvangasana y Sirsasana. Teníamos que mantenerlas entre 5 y 10 minutos para obtener el máximo beneficio. Era lo único que mantenía igual para todos, el resto de la práctica era individual y adaptada a las necesidades personales de cada alumno.


- Pregunta: ¿Puede describir Vinyasa Krama, el sistema que usted enseña?
- Ramaswami: El término Vinyasa significa “arte”, Krama es “orden”. Vinyasa Krama significa practicar Yoga como un arte. Por eso hay tantos movimientos. Todo el rango de movimientos que el cuerpo puede hacer entran en la definición de asana. A través del movimiento y la respiración accedes a diversas y numerosas partes del cuerpo llevando prana y rakta (sangre) y nutriendo los tejidos a un nivel muy profundo.

Vinyasa Krama es un sistema en el que practicas un número de movimientos que te llevan a un asana principal, variaciones y contraposturas de ese asana principal acompañado de una respiración apropiada. Hay una respiración apropiada a cada movimiento; de esa forma la mente se enfoca en la respiración llevándonos al estado de Ekagratha (concentración en un punto). Esas son las principales diferencias entre Vinyasa Krama y otros métodos.

Las secuencias y posturas que se enseñan se realizan de forma progresiva y gradual, así cada persona puede ajustar la práctica a sus necesidades. No se pretende que todos los estudiantes lleguen a la postura final, sino que vayan explorando el recorrido y descubriendo hasta dónde pueden llegar manteniendo una respiración adecuada y sobre todo el estado de Ekagratha.


- Pregunta: Usted enseñó durante años en la escuela de arte Karnático Kalakshetra. ¿Piensa que un profesor de yoga se puede formar en los programas actuales de un número limitado de horas?
- Ramaswami: Es difícil sintetizar las enseñanzas de Yoga; algo que requiere de un estudio constante no se puede enseñar en días o meses. Cuando me mudé a Estados Unidos, empecé a ofrecer un programa de formación de 200 horas, pero me di cuenta de que era insuficiente. Por esta razón ahora enseño un programa avanzado donde, partiendo de conocimientos básicos, profundizamos en el estudio de asana, vinyasa, pranayama y algunos aspectos teóricos fundamentales como la incidencia de la práctica de Yoga en los órganos internos y los Yoga Sutras de Patanjali… Todos los profesores de Yoga deberían conocer en profundidad los Yoga Sutras.

Enseñar Yoga forma parte del propio aprendizaje; algunos estudiante de Yoga sienten la necesidad de enseñar y otros no. En cualquier caso el estudio del Yoga es tan extenso como la propia vida.


- Pregunta: ¿Qué diferencias encuentra entre enseñar en Occidente y enseñar en la India?
- Ramaswami: Encuentro que cada persona es diferente de otra, no hay dos personas iguales, así que cada una tiene sus propias necesidades y características.

En Chennai daba clase a bailarines, gente joven y muy elástica, ¡Podían hacer cualquier cosa con el cuerpo! También di clase en hospitales a personas con distintas enfermedades, muchas veces apenas podían practicar asanas, así que insistíamos más en Pranayama, Dharana… ¡El Yoga ofrece tantas posibilidades!

Actualmente vienen estudiantes de distintas edades y condiciones físicas; yo me limito a trasmitir la técnica y los conocimiento que me enseñó mi maestro. Cada persona debe descubrir cómo es su relación con la práctica del Yoga, cuán lejos quiere llegar, hasta dónde desea evolucionar. Yoga es una relación.



Fuente: entrevista de Pablo Alonso para el sitio "Yoga en Red".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...