"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

viernes, 3 de junio de 2016

LA MENTE Y EL YOGA por Paramahamsa Satyananda

El yoga significa una cosa simple: darle un descanso completo al cuerpo, a la mente y a la totalidad del ser, de manera que tenga tiempo de relajarse y pueda trabajar de nuevo al día siguiente y durante los meses y años por venir.

La mente es como una batería. A veces se descarga debido al exceso de acciones, al exceso de actividades. Si no recargan la mente con los ejercicios apropiados, no les será de ayuda en la vida cotidiana. Por eso vemos tanta gente cuyos cerebros no trabajan de manera adecuada y cuyas mentes son incapaces de concentrarse...

Por lo tanto, necesitamos un método que nos permita utilizar las capacidades inherentes del cerebro para que pueda seguir funcionando durante el resto de nuestra vida sin perturbaciones de ningún tipo.

Cuando la mente se concentra, adquiere poder; cuando la mente se disipa con distintos pensamientos, se vuelve débil. Por esa razón, la hipótesis primaria del yoga es concentrar la mente, llevarla de manera continua y tan prolongada como sea posible, hacia un punto, un objeto, un pensamiento. Cuando se logra este poder de concentración y cuando la mente se vuelve capaz de retener un objeto o una forma durante un tiempo largo sin distraerse, se vuelve fuerte.

Por el contrario, si la mente es incapaz de mantener un pensamiento y se mantiene disipada con cientos de pensamientos a la vez, cuando vive congestionada de pensamientos, se vuelve débil. Una mente débil no puede trabajar bien, mientras que una mente fuerte puede trabajar muy eficientemente.

En el yoga tenemos un método maravillosamente efectivo. Se denomina el yoga de la meditación o dhyana yoga. La utilización de este método nos permite profundizar en nosotros mismos. Éste es el primer punto. El segundo punto es que podemos ver dentro de nosotros mismos. El tercer punto es que podemos conocer e identificar nuestras obsesiones y las aberraciones mentales que hay en nuestro interior. El cuarto punto es que de esa manera logramos la concentración suficiente para desarrollar las facultades internas inherentes.

Todas las personas debían aprender y practicar meditación por lo menos durante media hora en la mañana y 15 minutos en la noche. Es un método muy poderoso para limpiar y agudizar la mente. La meditación no sólo les da lo que llamamos relajación mental, sino que gradualmente les va permitiendo desarrollar sus facultades mentales y su capacidad intelectual. Esto es cierto para todo el mundo: para los estudiantes, profesores, técnicos, cualquiera que sea la ocupación. Les ayuda a tomar decisiones de manera rápida y correcta.

Antes de comenzar a meditar, sin embargo, deben saber unas pocas cosas. La meditación no es la primera etapa en el yoga sino la última. Por esa razón deben practicar ejercicios preliminares que les den relajación y tranquilidad mental. Se trata de ejercicios prácticos que les permitan relajar no sólo la mente sino también los sentidos y el cuerpo. Una vez que los terminen, deben comenzar con la meditación.

El yoga comienza con la práctica de asanas, el yoga de los ejercicios físicos. Todo el mundo debe comenzar su carrera yóguica con la práctica de asanas. La meditación no debe ser el primer paso porque cuando la sangre es impura, cuando el sistema no está en buenas condiciones, la meditación no produce resultados concretos. Por lo tanto, primero se deben practicar asanas para purificar el cuerpo, para rectificar las secreciones endocrinas, y así sucesivamente.

Después de aprender y practicar asanas, deben practicar pranayama. Finalmente, cuando hayan practicado estas dos etapas durante algunos meses, deben comenzar con la práctica de relajación o pratyahara. Cuando hayan logrado un nivel razonable de aptitud con esta técnica, deben comenzar con la meditación. De esta manera pueden desarrollar su personalidad de manera gradual.

Recuerden que el yoga no es para las personas que no tienen ningún problema, como yo, sino para quienes tienen dificultades y tensiones y se tienen que enfrentar con la vida constantemente y necesitan mantener a la vez el equilibrio mental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...