"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

sábado, 5 de julio de 2014

YOGA Y MEDITACIÓN - Swami Krishnananda - part 1

FUNDAMENTOS FILOSÓFICOS DEL YOGA 

Me esforzaré por describir en términos simples, lo que podemos considerar como el objetivo central de la vida humana, y la posible metodología que se puede adoptar para cumplir este objetivo. Ustedes deben haber escuchado gran cantidad de cosas acerca de lo que es el 'yoga'. Igualmente muchos textos y disertaciones les habrán dado variada información sobre esta misteriosa técnica conocida como el 'arte del yoga'. En términos simples, sin tecnicismos, si se ha de definir el yoga, puede decirse que es el sistema de la armonía. Lo que ustedes significan con la palabra armonía, en sánscrito significa yoga. No es algo 'misterioso', ni que esté más allá del entendimiento humano. Armonía es lo que buscamos a diario en todos los campos de la vida; sin embargo no sabemos qué es armonía, y se hace necesario saber qué significa realmente. Al final, cuando lo esencial de ese simple hecho llamado armonía se haya embebido en nuestra conciencia, nuestra personalidad se va a estabilizar.

Estabilidad de la personalidad, equilibrio de conciencia, armonía en los caminos de la vida, todo esto es yoga.

Armonía implica el ajuste de uno con un medio que es externo a uno mismo. Cuando no hay un ajuste apropiado de una cosa con otra, lo llamamos 'inarmonía'. Cuando hay ajuste apropiado entre un hecho, un objeto o una persona con otra, decimos que hay armonía. Ahora, la pregunta que podría presentarse es la siguiente: ¿por qué la armonía debe ser el objetivo central, por qué la armonía debe tenerse como lo esencial de la vida?

La razón es por la estructura del universo. El universo es un sistema de armonía. Nosotros, como individuos humanos, formamos parte de este universo; formamos parte de él, de una manera integral. Antes de seguir adelante, es bueno saber qué es estar integralmente relacionado con algo.


Trataré de dar un ejemplo tomado de la experiencia común.

Habrán visto un montículo de piedras. Un montículo de piedras es un grupo de pequeñas unidades de materia inanimada reunidas en un lugar. En este montículo de piedras probablemente cada una toca las otras. Aunque cada pieza de materia inorgánica llamada piedra, está en contacto con otra igual, no por eso podemos afirmar que cada piedra en particular está relacionada con las demás piedras del montículo de manera integral o vital: están mecánica, y no vitalmente relacionadas.

Hay una diferencia entre conexión mecánica, y conexión vital u orgánica. El contacto de una piedra con otra es mecánico; no hay vida en esa conexión. Si ustedes quitan una piedra del montón, las otras no se verán afectadas de ninguna manera; continuarán siendo como eran; no hay ninguna clase de daño para las otras piedras, ni habrá disminución en su estructura, por el hecho de que se retiren algunas del montón. Así que, 'grupo mecánico' es aquel en el cual las partes están relacionadas de tal forma con el total, que si algunas unidades son removidas, las que quedan no se afectan. Esto es lo que significa 'relación mecánica'. Pero una relación vital, orgánica o integral, es algo diferente. Un ejemplo es nuestro cuerpo mismo. Saben muy bien que nuestro cuerpo físico está compuesto por diminutos organismos llamados células. Todas las células están conectadas entre sí, de tal manera que parecen ser una sola unidad llamada cuerpo; algo parecido al montículo de piedras. ¿Pero cuál es la diferencia? Mientras que retirar algunas piedras del montículo no afecta vitalmente a éste, si retiramos algunos miembros de nuestro cuerpo, éste se afectará en su totalidad. Sabemos lo que sucedería a un individuo, a un ser humano, si sus miembros fueran amputados; la misma existencia del cuerpo quedaría en peligro; la armonía del cuerpo sería perturbada. Por esta razón, cuando un miembro del cuerpo es separado, se sufre intenso dolor y agonía. Esto porque los miembros están vitalmente conectados como un ser vivo total en el sistema de nuestra personalidad.

Entonces ya conocemos la diferencia entre 'relación mecánica' y 'relación vital'. Lo que quiero decir es que estamos relacionados con el cosmos de una manera vital y no mecánica. Nuestra conexión con el universo exterior no es como la conexión de una piedra con el montón, de tal manera que pudiéramos hacer cualquier cosa sin afectar el universo.

Eso no puede ser. Nuestra conexión, nuestra relación con el mundo exterior es tal, que puede compararse a la relación de los miembros con el cuerpo.

Para concebir lo que el universo podría ser, deben concebir lo que es un individuo humano. En la mitología védica, tenemos el concepto de 'purusha', el 'Ser Supremo'.

Purusha significa hombre, el individuo humano. Pero cuando los vedas hablan del purusha en el cosmos, quieren significar el concepto del universo como un solo individuo, un Individuo Cosmico cuya relación con las partes del cosmos es similar a la relación de un individuo ordinario y sus miembros. Cada uno de ustedes suponga que es la conciencia que anima el universo; ¿cómo podrían concebir esa posiblilidad? Para eso, de nuevo, deben traer la analogía del cuerpo humano. ¿Saben ustedes que son una inteligencia o centro de conciencia? Pueden preguntar cómo lo sé. Puede saberse por un experimento. Cada uno de ustedes sabe que es un todo llamado 'señor tal' o 'señora tal'. Cuando ustedes dicen que son una persona así o asá, ¿qué quieren significar?

¿A qué se refieren? ¿A las manos, a los pies, a la nariz o cualquier otra parte del cuerpo, o a todas las partes juntas?

¿Qué quiere decir “Yo”, o el individuo que cada uno de ustedes es? Examinando con cuidado la pregunta, se darán cuenta que cuando se refieren a ustedes mismos como alguien así o asá, no están tomando en consideración los miembros u órganos de su cuerpo, porque si una mano les fuera amputada, no dirían que una parte de su 'ser' se fue, sino que continuarían siendo un ser completo. Si se pierden las dos piernas por algún accidente, no obstante el ser humano continúa completo. El individuo nunca va a sentir que parte de su personalidad se ha ido. Va a sentir que una parte de su cuerpo se perdió, pero no una parte de su ser.

Todavía seguirá pensando como un ser completo. De otra manera, si los miembros del cuerpo fueran una parte esencial de la personalidad, entonces, cuando se le amputaran las piernas a una persona, ésta en adelante pensaría en un porcentaje menor al que inicalmente pensaba. Pensaría la mitad, o un cuarto, o un treinta por ciento menos, etc. Pero esto no sucede; el pensamiento continúa completo, así como el entendimiento; la conciencia completa se mantiene intacta a pesar del hecho de que algunos miembros se hayan amputado. Esto demuestra que ustedes no son la suma de los miembros del cuerpo. Son algo independiente de los miembros que constituyen su parte visible llamada cuerpo.

Son una inteligencia o ser espiritual; un centro de conciencia que anima un cuerpo cuyos miembros, si se amputan, no afectan de ninguna manera su ser. Ustedes esencialmente son conciencia.

Ahora, el concepto de virat-purusha o Ser Cósmico de los Vedas que he mencionado, es solo una extensión de ese concepto de la conciencia individual al cosmos. ¿Pueden cerrar los ojos por un momento e imaginar que en lugar de un ser de conciencia que anima su pequeño cuerpo, son en cambio un ser que anima todo el universo? ¿Pueden expandir su imaginación hasta allá? ¿Cómo hacerlo? Puede hacerse con un poco de esfuerzo mental; les diré la técnica: La conciencia que ustedes son, aquella que anima cada parte de sus cuerpos, manos, pies, dedos, nariz, etc., esa conciencia que ustedes son, que habita dentro de sus cuerpos individuales, está uniformemente repartida en cada parte del cuerpo de tal forma que puede decirse que ustedes están presentes en cada parte de sus cuerpos. Ustedes están presentes en los dedos de las manos, de los pies, en la nariz y así sucesivamente. Ustedes como un todo completo, están presentes en cada parte de su cuerpo. Ahora, ¿pueden extender esa analogía o comparación a todo el universo? Solo imaginen que su conciencia no está meramente en un dedo, sino en la mesa, en la silla, en la montaña, en el sol y la luna, en la galaxia, etc.

Si pueden extender su imaginación de esta manera, si su conciencia puede exceder los límites de su persona corporal, y si extienden ese carácter penetrante de la conciencia más allá de la limitación de su personalidad corporal y la concentran en los demás objetos del mundo, cada uno de ustedes se convertirá en un Individuo Cosmico. Esto es 'Contemplación Yóguica'; 'Meditación' en el sentido más alto del término. Esa es la cúspide que alcanzarán después de muchas etapas de meditación.

Es una técnica difícil porque no serán capaces, ordinariamente, de extender su conciencia a otros objetos del mundo, pues tenemos un prejuicio, un viejo hábito de pensamiento, al creer que los objetos están por fuera de nosotros. Sin embargo, ¿creen que sus diez dedos están fuera ustedes? Ellos son objetos; pueden verlos tal como ven cualquier otro objeto en el mundo. Si esos diez dedos (objetos) pueden convertirse en parte de su personalidad, ¿por qué otros objetos del mundo no pueden convertirse en parte de su personalidad? No sucede, porque han limitado su conciencia por un viejo prejuicio del pensamiento. Un prejuicio es irracional, un prejuicio simplemente se afirma a sí mismo, sin tener en cuenta la razón. ¿Por qué limitar su conciencia a sus pequeños cuerpos? ¿Qué ganan? ¿Por qué no extenderlo a otras personas? ¿Por qué no sentir que toda la gente sentada aquí es parte de un individuo social más amplio (así como imaginan que ustedes son un individuo humano)? ¿Por qué limitar su conciencia a las personas sentadas aquí?, ¡vayan más lejos, al vasto mundo e imaginen que son un individuo universal! Ese individuo universal es lo que la religión llama Dios.

La gente pregunta: ¿existe Dios? Esa es una pregunta sin sentido. Si el mundo existe, Dios existe. Dios debe existir porque Dios es solo un nombre que ustedes dan a la conciencia que subyace en todo el universo, así como la conciencia subyace su propia personalidad individual.

Pueden preguntar: “¿Cómo sabe que hay conciencia en todas partes?” Yo les pregunto: “Cómo saben que su amigo tiene conciencia?” Cada uno de ustedes sabe que tiene conciencia, pero no pueden ver la conciencia en su amigo. Sin embargo la infieren por la actividad inteligente que él demuestra. De manera similar, de la actividad del cosmos podemos inferir la presencia de una Inteligencia Cósmica.

Ahora, esta Inteligencia Cósmica que es inmanente en todos los objetos, es lo que llamamos Dios o Ser Supremo.

Ustedes pueden llamarlo Absoluto, pues es Conciencia Completa y nada hay por fuera de ella. Cuando algo está por fuera se puede llamar conciencia relativa. Cuando nada está por fuera de ella y ella está en todo, penetrándolo todo, la llamamos Conciencia Absoluta.

Ahora, ustedes son parte de la Conciencia Absoluta porque son parte del universo. Ustedes son parte orgánica del universo y no una parte mecánica (como la piedra en el montículo). Están vitalmente relacionados con todo el cosmos, de tal manera que son una parte esencial de él.

De este análisis llegamos a la sorprendente conclusión de que todo el universo puede compararse a un vasto individuo.

Esto es lo que los Vedas llaman parama-purusha o el Ser Supremo. Cuando usan estos términos en los textos, lo que quieren significar es que nuestra salvación radica en ser amistosos con el universo como un todo.

La salud de un dedo depende de la salud de todo el cuerpo. Supongamos que todo el cuerpo sufre de fiebre tifoidea, ¿puede el dedo estar sano? No, el dedo también estará afectado por la misma enfermedad, puesto que está vitalmente relacionado con el cuerpo. De similar manera, cualquier cosa que sea el universo, eso mismo son ustedes. El universo es un perfecto balance de fuerzas y en consecuencia entre más sean parte integral de ese balance perfecto de fuerzas que es el universo, más sabrán cómo conducirse en la vida, y no podrán permitirse violar la ley del universo. Deben vivir bajo la ley del cosmos, la cual es samatva, o igual distribución de actitud. El yoga está definido en el Bhagavadgita como samatva. Armonía es yoga. El Señor Krishna, el “Superman” de oriente, dice: samatvan yoga uchyate (Gita 2-48). Esta es una definición simple, sin ambigüedades y no sectaria del yoga. Yoga es armonía, balance, equilibrio.

¿Qué es armonía? Ajuste con el cosmos. Si ustedes están apropiadamente ajustados con el universo, se dice que están en armonía con el universo. Pero si hay un desajuste con el cosmos, serán arrojados. Ahora, el mismo hecho de que con sus sentidos vean objetos fuera de ustedes, como si esos objetos fueran algo aparte de su personalidad, muestra que no están ajustados apropiadamente con el cosmos. Ustedes no ven una célula de su cuerpo como algo aparte, porque ella es una parte esencial de su misma existencia. De esta manera, si somos capaces por fuerza de voluntad o poder de concentración, de visualizar el cosmos como esencialmente relacionado con nuestra conciencia, automáticamente estaremos en estado de meditación.

La sustancia del mundo no es materia inorgánica. Hay un error entre la mayor parte de la gente acerca de que el mundo está hecho de materia inerte y por supuesto, no inteligente. No es así. Ustedes no pueden ver la conciencia con sus ojos. Tampoco pueden ver la inteligencia o conciencia en otras personas. ¿Cómo pueden ver la conciencia en el mundo exterior? Así como es posible inferir la conciencia en otro individuo por su actividad, también pueden inferir la presencia de conciencia en el universo por el análisis de una actividad peculiar llamada percepción.

El análisis del proceso de percepción de los objetos, les dará una indicación de que el universo está hecho de conciencia y no de materia. Es solo por inferencia que pueden llegar a esta conclusión, no por una percepción sensorial directa y visible.

Miren un objeto; por ejemplo, una montaña que está a una milla de distancia frente a ustedes y digan: “Veo la montaña”. Yo pregunto: “¿Qué quieren significar cuando dicen que ven la montaña?” Ustedes responderán: “Que los ojos están abiertos, que los rayos del sol caen sobre la montaña y luego viajan hasta impresionar mi retina, y entonces me hago una imagen de la existencia de la montaña”. Pero yo pregunto de nuevo: “¿La luz, es inteligente o no es inteligente?” Ustedes afirman que los rayos de luz no tienen conciencia, son inertes, así como la montaña es inerte.

No obstante, un principio no inteligente no puede crear inteligencia, porque el principio de lógica demanda que la causa debe ser al menos tan rica como el efecto. La percepción de la montaña (efecto), es una actividad inteligente y consciente. Así que la causa, el movimiento de los rayos de luz, debe contener inherentemente conciencia o de otra manera, sería inferior al efecto. La conciencia no puede ser producida por un efecto inferior.

Tomemos otro aspecto de este problema. La montaña que está fuera, no salta a sus ojos. Está lejos. ¿Cómo pueden saber que la montaña está frente a ustedes? Sus ojos no tocan la montaña y la montaña no toca sus ojos. Ambos están lejos el uno del otro. Sin embargo, hay una conexión entre la montaña y sus ojos. Esa es la razón por la cual pueden saber que allí hay una montaña. ¿Pero cuál es ese elemento de conexión? Pueden decir que los rayos de luz; pero no, los rayos de luz son inertes. Lo inerte no puede producir una percepción inteligente, no podemos conceder que los rayos de luz, que son inertes, puedan ser el elemento de conexión.

La conexión entre un objeto y la conciencia que ve, solamente puede ser una de dos cosas, porque solo hay dos cosas en este mundo: conciencia y materia, no hay nada más. Ahora, el vínculo que conecta la montaña y la conciencia que percibe, puede ser uno de las dos, conciencia o materia. Si ustedes dicen que algo material es el vínculo que conecta la montaña con la conciencia, habrá un vacío entre la conciencia y el objeto, porque la conciencia no puede convertirse en materia y la materia no puede convertirse en conciencia, pues se caracterizan de forma diferente, así como la leche no puede convertirse en piedra y la piedra no puede convertirse en leche. Por esto, si el vínculo que los conecta es materia, habrá un vacío entre la materia y la conciencia y no habría conexión entre los dos, y no podrían saber que hay una montaña frente a ustedes. Esto no puede ser. Naturalmente, la otra alternativa es que el vínculo sea la conciencia. La conciencia puede mezclarse con la conciencia. Por esta inferencia llegamos a la conclusión de que la conciencia debe estar escondida aún dentro de los objetos materiales, de otra manera la percepción en sí misma sería imposible. Tal como inferimos la presencia de inteligencia en la gente por su actividad, inferimos la presencia de inteligencia en el mundo por el análisis de la actividad del individuo llamada percepción.

Hacia donde vamos con todo este análisis es a que el mundo, en últimas, es Conciencia y no materia. Ustedes tampoco son materia, porque todas sus personalidades permanecen inalteradas aún cuando los miembros sean amputados. Son consciencia, no un cuerpo; son mucho más que un cuerpo. Similarmente hay un principio inmanente de conciencia en todo el Cosmos. Esta conciencia inmanente es lo que se conoce como el Absoluto, o Brahman, o el Atman.

Nosotros lo llamamos el Ser (Atman), porque siempre permanece escondido en el individuo como el principio que conoce y no como el conocido (porque la conciencia no se puede convertir en objeto conocido por los sentidos). De la misma forma, la Conciencia Universal, no apta para ser convertida en objeto, permanece siempre como sujeto, es decir como el SER. La Conciencia Suprema, que es el Absoluto, es el Ser en todas partes.

Si pueden retener por unos minutos ese estado mental de que el universo es un mar de conciencia y ustedes son como una onda en ese mar y que no hay nada como materia o relleno inorgánico en este mundo, eso se llama percepción universal, diferente de la percepción individual de los objetos. Eso es meditación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...