"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

sábado, 18 de agosto de 2012

METODOLOGÍA DEL YOGA por Swami Asuri Kapila - part 3


SALABHASANA
La tercera Asana que vamos a describir se llama SALABHASANA (65) o “postura de la langosta”, porque se asemeja a la postura que adopta la langosta cuando está pronta para dar el salto.
La SALABHASANA se practica de la siguiente manera:
Acostarse con la superficie anterior del cuerpo sobre el suelo y colocar los brazos extendidos naturalmente a los lados con las palmas de las manos hacia arriba.

Inspirar luego lentamente (PURAKA 66); retener durante cierto tiempo el aliento (KUMBAKA 67), durante el cual se levantan lentamente la cabeza y las piernas hasta donde sea posible, describiendo así una especie de semi circunferencia con su concavidad hacia arriba. Quedarse en esta postura durante 5 a 10 segundos y, después, al mismo tiempo que se bajan las piernas y la cabeza muy lentamente, espirar, también lentamente, el aire retenido (RECHAKA 68). Repetir el ejercicio por seis o siete veces.
Existen dos variantes de la SALABHASANA:
la primera consiste en colocar ambas manos por debajo del vientre y la segunda en colocar las manos apoyadas en el suelo a la altura del pecho.

La práctica de la SALABHASANA permite una mayor elasticidad en las articulaciones de las vértebras cervicales, dorsales y lumbares, elasticidad que también desarrollan otras con Asanas que estudiaremos más adelante, la PASCHIMOTTASANA y la HALASANA, además de la SARVANGASANA, de la cual ya hemos hablado. La única diferencia entre estas dos últimas y la Salabhasana, consiste en que, mientras esta permite el juego de las articulaciones hacia le lado posterior de la columna, las otras lo permiten hacia el lado anterior.
La Salabhasana permite, además al poner en contracción los músculos extensores de las piernas y los músculos de la pared abdominal, aumentar la presión endo-abdominal y, en consecuencia, tonificar todos los órganos abdominales. Las contracciones de los músculos, puestos en movimiento, les
dan mayor tonicidad y elasticidad. Una de las consecuencias de la tonificación de los órganos abdominales es la de permitir más fácilmente los movimientos peristálticos y antiperistálticos del intestino y, en consecuencia, la más fácil eliminación de las materias fecales acumuladas en el colon descendente, sigma cólico y recto. Todos lo que sufren de estreñimiento pueden, practicando
esta Asana, curarse radicalmente sin necesidad de tomar ninguna clase de laxantes.
Otra consecuencia de la tonificación de los órganos abdominales se constata, primero, en la mejora, y después, en la cura de la mayor parte de las enfermedades del hígado, riñones, páncreas, estómago e intestino. La eliminación de las substancias tóxicas, la aumentada tonicidad de la musculatura lisa de estos órganos, permite una mayor circulación fluídica nerviosa o “fuego digestivo” o SHATARAGNI. El apetito retoma, las dispepsias desaparecen y una sensación de euforia invade lentamente a todos aquellos que practican metódicamente esta Asana.


Los resultados indirectos que poco a poco irán manifestándose en todo ser humano, pueden ser clasificados como sigue:
1. º Debido al ejercicio muscular, la tonicidad y desarrollo de los músculos puestos en acción aumenta, y el aspecto físico, consecuentemente, será más armónico en sus diferentes regiones y más hermoso
2. º También la plasticidad y el mayor juego de las articulaciones permitirá más facilidad en los movimientos, evitará el cansancio rápido, volverá agradable largos paseos, evitará la fatiga al subir escaleras o después de una breve caminata.
3. º Como consecuencia de eliminación de todas las sustancias tóxicas acumuladas en los tejidos, la circulación sanguínea de la piel será más activa y ésta adquirirá una suavidad y tersura que le darán un aspecto juvenil. El cabello crecerá abundantemente, las uñas tendrán mayor consistencia, los ojos
mostrarán un brillo y una vivacidad que será la expresión de una perfecta salud física.
4. º También las funciones psíquicas serán activadas, la inteligencia se mostrará más viva, la memoria robustecida, la concentración y la meditación podrán ser realizadas mucho más fácilmente y cualquier sensación de cansancio mental que eventualmente pudiera existir, desaparecerá rápidamente. Se desarrollarán especialmente la intuición y la telepatía.
5. º El poder atractivo será poderosamente aumentado y hará despertar en todos los que nos rodean, debido a nuestra alegría y vitalidad, una intensa simpatía.
6. º Como síntesis de todos estos desarrollos físicos, anímicos y mentales, se determinará un equilibrio armónico de todo el ser, que permitirá una mayor actividad del espíritu y, consecuentemente, dar un paso más en el Sendero de la Evolución.

Como hemos hecho mención, a propósito de esta Asana, de la inspiración (PURAKA), retención de aliento (KUMBAKA) y espiración (RECHAKA), es necesario decir algo sobre estas tres fases del ritmo respiratorio.
PURAKA. – Con este término se expresa la primera fase del ritmo respiratorio, es decir, la inspiración lenta y profunda hasta la máxima capacidad pulmonar.
KUMBAKA. – Con este término se expresa la segunda fase del ritmo respiratorio, es decir, la retención del aliento hasta el máximo de tiempo posible.
RECHAKA. - Con este término se expresa la tercera y última fase del ritmo respiratorio, es decir, la respiración lenta y prolongada hasta la expulsión de la mayor cantidad de aire posible.
Estas tres fases del ritmo respiratorio están descriptas minuciosamente en el HATHA YOGA y constituyen el ejercicio de la PRANAYAMA (regulación del aliento).
Los tres términos sánscritos que las indican son empleados muy frecuentemente por los yoguis, y sabemos ahora perfectamente lo que ellos quieren expresar cuando hablan de estar en Puraka, Kumbaka o Rechaka.

GLOSARIO
65 – SALABHASANA: “Postura de la langosta”
66 – PURAKA: 1er. Movimiento del Paranayama: Inspiración.
67 – KUMBAKA: 2º Movimiento del Pranayama: Retención del aliento.
68 – RECHAKA: 3er. Movimiento del Pranayama: Espiración.

HALASANA
A la cuarta Asana se le ha dado el nombre de HALASANA (69) o “postura del arado” porque tiene todas las características de un arado.
En efecto, HALA, en sánscrito, significa “arado”.

TÉCNICA. – Recostarse en el suelo, sobre la acostumbrada alfombra, en posición dorsal, con los brazos extendidos y con las palmas de las manos apoyadas en el suelo. Se levantan, después, muy lentamente y sin esfuerzo las piernas juntas hasta lo máximo posible. Apoyándose sobre las palmas de las manos, siempre estando con los brazos extendidos, levantar el tronco hasta que el mentón, apoyado contra el pecho, impida al tronco mayor elevación.
Al comienzo, por la escasa elasticidad de las articulaciones de las vértebras y por la poca amplitud de los movimientos, debido en parte a la acumulación del panículo adiposo subcutáneo, no se podrá llegar a elevar bastante el tronco y hacer llegar los pies hacia arriba de la cabeza,  pero, gradualmente, con el ejercicio, se podrá llegar a realizar la HALASANA perfectamente y sin ningún esfuerzo. Estando en la posición descrita, empezar a respirar muy lentamente, inspirando durante el tiempo en que, mentalmente, se cuenta hasta 7, reteniendo el aliento también durante el tiempo en que se cuenta hasta 7 Y espirar, en fin, durante le mismo lapso de tiempo.
Estas respiraciones deben ser repetidas por tres veces, siempre sin esfuerzo y lentamente.
Terminar el ejercicio, volviendo a la posición inicial, es decir, la posición dorsal, realizando los movimientos inversos con la misma lentitud se había realizado la Asana.

VARIANTES. – Existen dos variantes de la HALASANA.
1º) – La primera variante se realiza de la siguiente manera: Después de haber realizada la Asana , levantar los brazos extendidos hasta poder llegar a tocar con los dedos de las manos los dedos gruesos de los pie y aún asirlos. Es muy difícil, al comienzo, realizar esta variante, pero, con la práctica, después de poco tiempo se llegará a obtener esta posición con gran facilidad.
2º) – La segunda variante se llama UTTANA-PADASANA (70), UTTANA significa “alto” y PADA significa “pie”. Por eso esta variante de la HALASANA, es llamada también “postura alta de los pies”.
Se realiza de la siguiente manera:
Después de haberse colocado en posición dorsal, levantar lentamente las piernas juntas y extendidas (sin levantar el dorso) hasta la máxima posición, al mismo tiempo que se inspira lentamente (contando mentalmente hasta 7).
Quedarse en esta posición reteniendo el aliento durante todo el tiempo en que se cuenta, mentalmente, hasta 7, y volver a la posición inicial bajando lentamente las piernas siempre extendidas, al mismo tiempo que espira lentamente contando hasta 7. Se puede repetir esta variante por tres veces.

RESULTADOS DE LA HALASANA. – Los efectos benéficos de la HALASANA
pueden resumirse así:
1º) – Aumento de las elasticidad en las articulaciones vertebrales y coxofemorales.
2º) – Aumento de la contractilidad de los músculos de la columna vertebral, de la pared abdominal y de los brazos y piernas.
3º) – Tonificación del gran simpático y de los nervios espinales.
4º) – mayor aflujo de sangre en las arterias de la columna vertebral y, en general, en todas las arterias que llevan sangre a los músculos y articulaciones puestas en movimiento, realizándose, así, como todas las leyes naturales, el aforismo de la escuela médica salernitana “ubo irritatio ibi affluxux”. En
consecuencia se obtiene mayor nutrición de los tejidos y aumento de la vitalidad celular (Jiva) por el Prana o Fuerza Vital que más abundantemente es llevado por la sangre a las células.
5º) – Sensación general de euforia, mayor amplitud de los movimientos articulares, aumento del tono muscular y, como consecuencia, sensación general de levedad y agilidad con sus influencias psíquicas de alegría y de mayor aptitud para el trabajo, sea físico o mental.
6º) - Cura progresiva, a medida que va practicando la HALASANA, de las enfermedades reumáticas, articulares y musculares.
7º) – Debido a la oxidación del panículo adiposo subcutáneo o de la gordura que, eventualmente, pudiera estar depositada en los órganos internos, desaparece el exceso de gordura en los depósitos adiposos y, consecuentemente, el aspecto externo adquiere una forma armónica y estética.
8º) – Debido a la mayor oxidación y a la mayor eliminación de las substancias tóxicas provenientes del catabolismo celular, van despareciendo, poco a poco, el estreñimiento y la congestión hepática.
9º) – Por el aumentado drenaje y por el retorno a la normalidad de las funciones del “intercambio material”, desaparecen los cálculos de la vesícula biliar y los del bacinete renal.
10º) – La columna vertebral en su parte ósea (vértebras), es el sostén de todo el tronco y, por los órganos principalísimos que contiene (médula) o se hallan cercanos (nervios espinales, cordones del gran simpático, con sus ramificaciones, etc.) es de excepcional importancia en la organización del
cuerpo humano, por eso los yoguis le han prestado siempre sus mayores cuidados.

En la literatura clásica esotérica se la llama, en sánscrito, MERU-DANDA (71). MERU es el nombre que se le da a una imaginaria montaña sagrada que se supone existe dentro de la Tierra, y de la cual la parte media estaría en correspondencia con el centro de la Tierra y la cumbre llegaría hasta el cielo.
DANDA, significa bastón, cetro, vara. El MERU-DANDA es, pues, el símbolo adoptado en la literatura yoguística para significar el eje de la Tierra y, analógicamente, en el hombre, la columna vertebral, que es el eje que todo lo sostiene y cuyas extremidades son los dos polos (cabeza y sacro) de aquel pequeño mundo o “microcosmos” que es el hombre.
La HALASANA permite, con otras Asanas, robustecer, en una palabra todos los órganos de la columna vertebral mencionados y, por consiguiente, asegura a todo el organismo (por las funciones de estos órganos) la más completa salud y retarda el envejecimiento precoz.
La circulación pránica se intensifica en sus dos corrientes (Ida y Pingala) y se acumula más fácilmente en los ganglios y en los plexos (Tchakrams) del gran simpático.

GLOSARIO
69 – HALASANA – De HALA que significa arado. “Postura del arado”.
70 - UTTANA-PADASANA – De UTTANA que significa “alto” y PADA que significa “pie”.
“Postura alta de los pies”.
71 – MERU-DANDA – De MERU que significa “montaña sagrada” y DANDA que significa “bastón, cetro, vara”. Se le llama MERU-DANDA, en el hombre, a la columna vertebral que es considerada como un eje cuyas extremidades o polos corresponden a la cabeza y al sacro.

Que la paz del Gurú esté siempre con todos nosotros como lo está continuamente con él.

Fuente: revista "La Iniciación".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...